Asesoramiento y Terapia Psicológica

Artículos, comentarios y noticias de Psicología

lunes, 30 de abril de 2012

¿Para qué sirve la tristeza?

Muchas veces experimentar tristeza es útil.

Reconocer, o al menos, vislumbrar, aunque sea muy  someramente que la tristeza pueda generarnos algún beneficio, es a priori, muy difícil de digerir.
                     
¿Quién desearía en su sano juicio sentirse triste? Sin embargo la respuesta a esta cuestión no es tan sencilla como a simple vista pueda parecer.

Queramos o no, todas las emociones que sentimos cumplen una función. Lo complicado, es entender por qué actuamos como actuamos y a qué se debe cómo nos sentimos.

Sobre esta cuestión se alzan voces, no siempre acordes, de si deberíamos erradicar la tristeza o por el contrario dejar que aflore. A menudo para superar  un proceso de duelo, cuyo uno de los síntomas principales es la tristeza, no sólo es desaconsejable suprimirla, sino que, en ocasiones, es saludable vivirla y aceptarla para resolverlo sanamente.

Es frecuente que amigos y familiares nos acompañen en nuestro dolor e intenten descargarnos de tareas cuando nos encontramos en ese estado emocional, pero hay que tener cuidado en poner límites a esas ayudas. Es fácil dejarse llevar y delegar responsabilidades, nos reconfortan las atenciones, los cuidados… el problema surge cuando comenzamos a abandonarnos y dejamos de asumir el control de nuestra propia existencia. En ocasiones la línea es sutil pues esos beneficios llamados  “ganancias secundarias”  que al principio son deseables, con el paso del tiempo pueden convertirse en uno de nuestros mayores problemas.

La felicidad incluye hacernos cargo de nuestra tristeza.

Vivimos en una sociedad contradictoria. De un lado la felicidad es un valor en alza, nos muestran cada día a gente triunfadora, gente guapa, como prototipo y sinónimo de triunfo, de felicidad,  pero al mismo tiempo la realidad nos muestra un incremento de personas que padecen trastornos depresivos y de ansiedad.  Es posible que tengamos que replantearnos qué entendemos por felicidad.

La  felicidad no es la ausencia de problemas ni es necesario que tengamos todo aquello de deseamos para conseguirla. Uno de los elementos fundamentales de la felicidad, a mi humilde entender, se acerca más a la idea de saber aceptar los problemas cuando surgen, sabiendo que forman parte del juego, y con contar con herramientas saludables para manejar dichos momentos. Nos dejarnos arrastrar por la idea, del todo equivocada, de que para ser feliz se nos tiene que dar todo lo que deseamos, no nos tiene que ocurrir nada desagradable, de ahí la caída cuando se impone la VIDA con mayúsculas.

Imaginemos un gran bombo como los que utilizan en los sorteos. La vida de cada uno de nosotros es como uno de esos bombos. Existen  muchas bolas blancas, acontecimientos alegres,  buenos,  pero también hay bolas negras. Lo que hay que tener claro es que algunas de esas bolas negras, sí o sí, nos va a terminar tocando. Pensar que a nosotros no nos va ocurrir,  es cuanto menos infantil,  por lo tanto sería inteligente prepararnos para afrontar las pequeñas o no tan pequeñas dificultades que nos pueda plantear la vida, quizá este sea uno de los pilares más importantes de la verdadera felicidad. 

Aprendamos pues……

                                                                                                            ARpsicología


jueves, 26 de abril de 2012

Control de Impulsos y Autocontrol: La prueba del Malvavisco

El Profesor y Psicólogo de la Universidad de Stanford, Walter Mischel, llevo a cabo a finales de los años 60 un experimento con niños de parvulario de esa Universidad.  Este estudio  se realizó a través del tiempo con los mismos sujetos, es lo que llamamos estudio longitudinal.

Se sentaba a los niños en una sala donde se les dejaba sólos frente a una golosina malvavisco, (lo que conocemos como nube en España), diciéndoles que podían comérselo si lo deseaban, pero si  eran capaces de esperar  20 minutos sin hacerlo, serían reconpensados con otra golosina más. 

Lo interesante de este estudio residió en su capacidad predictiva:  mostrar autocontrol desde pequeños podía predecir el éxito laboral, académico y social de esos mismo niños en el futuro 

Visto los resultados de este estudo cabe una pregunta que nos afecta a todos: ¿estamos educando y fomentando esta habilidad tan importante en nuestros pequeños?

ARpsicologia

martes, 17 de abril de 2012

El Jardín del Rey



                                      
Hace tiempo llego a mis manos un libro de cuentos y me encontré con éste que os relato a continuación. No recuerdo el nombre del libro, ni tan siquiera la transcripción es textual, pero la idea se mantiene, aquí va…

Erase una vez un Rey de un país lejano… El Rey poseía un jardín muy grande donde ordenó plantar toda clase de árboles, plantas y flores. Él quería tener un jardín maravilloso donde poder disfrutar de tanta belleza.

Un día el Rey quiso visitar el jardín, pero con sorpresa observó que cada una de las plantas, árboles y flores que allí se hallaban estaban marchitas, sin vida, todas salvo un pequeño geranio, lleno de esquejes, con flores grandes y hermosas alzadas hacía el sol. El Rey estaba confuso, no sabía qué podía estar ocurriendo, así que decidió hablar con las plantas para preguntar qué les pasaba.

Se acercó a un ciprés alicaído, sin apenas vida. El Rey le preguntó y el ciprés le contestó: "es que estoy triste, sólo soy un ciprés, no puedo dar frutos como el manzano".

Luego se dirigió al manzano, le hizo la misma pregunta, el manzano contestó: "es que yo no puedo dar flores tan bonitas como el rosal".

Se dirigió al rosal, y éste le contestó: "es que a pesar de tener flores, estoy lleno de pinchos, la gente apenas puede rozarme".

El Rey se quedó pensativo y se dirigió a la única planta que estaba rebosante de salud y belleza. "Dime Geranio, ¿cómo es que tú eres el único que está lleno de vida?". El  geranio respondió: "bueno es que a mí se me dijo que fuera un geranio que diera flores y eso es lo que hago".´

Cuentos como este nos recuerdan lo importante de ser uno mismo. A menudo ponemos por encima de nosotros mismos, creencias, normas sociales y familiares, temores e inseguridades, expectativas de los demás, etc. Pero el camino de las personas plenas y satisfechas es ser uno mismo, potenciar las propias cualidades y fortalezas, y contribuir con ellas a mejorar el mundo.


Si me comparo constantemente con los demás, si estoy desando siempre ser lo que no soy,   la batalla está perdida. El geranio es feliz porque se acepta como es, y así es como reconoce que tiene mucho que ofrecer. El camino hacia una vida plena y satisfactoria comienza con el respeto a mí mismo y la aceptación. La salud mental y emocional se asienta en reconocer y valorar lo que soy y puedo llegar a ser.


ARpsicología

domingo, 8 de abril de 2012

Acercamiento a la Psicoterapia (I): Albert Ellis

Este video pertenece a la trilogia "Tres acercamientos a la Psicoterapia",donde tres de sus más importantes y reconocidos representantes ofrecen su particular forma de entenderla.
Los videos pertenecen a una sesión realizada con una paciente real. Muy interesantes e ilustrativos.

Carl Roger:  Pionero de la Psicología Humanística, nos dejó su Enfoque Centrado en la Persona.  El enfoque terapéutico de Rogers  modifica el papel tradicionalmente asignado al terapeuta cuya función no es ya "CURAR A ALGUIEN"  sino el de "COMPRENDER AL OTRO" ,lo que le convierte más bien en un asesor.

Fritz Pearl: Fundador de la Terapia Gestalt, pertenece a la psicología humanista, la cual se caracteriza por no estar enfocada exclusivamente a tratar a enfermos, sino también para desarrollar el potencial humano. Los principios de la terapia gestalt, está basada en una perspectiva holística, que plantea que el ser humano y la naturaleza toda es un todo unificado y coherente.     

                         
Albert Ellis: es el creador de la Terapia Racional Emotiva (TRE). Su método terapéutico intenta descubrir las irracionalidades de nuestros pensamientos y con ello sanar las emociones dolorosas, dramatizadas y exageradas que son consecuencia de los esquemas mentales distorsionados.
Ellis parte de la hipótesis de que no son los acontecimientos (A) los que nos generan los estados emocionales (C), sino la manera de interpretarlos (B). No es A quien genera C, sino B. Por tanto, si somos capaces de cambiar nuestros esquemas mentales (D) seremos capaces de generar nuevos estados emocionales (E) menos dolorosos y más acordes con la realidad, por tanto, más racionales y realistas.


Albert Ellis. (más información ver www.ARpsicologia.com)

Proceso del Duelo

                                  

Por elaboración del duelo o trabajo de duelo se entiende una serie de procesos psicológicos que, comenzando con la pérdida, termina con la aceptación de la nueva realidad. Es un proceso psicológico complejo para deshacer los vínculos establecidos y elaborar el dolor de la pérdida.

El duelo normal comprende sentimientos y conductas que son normales después de una pérdida. Sin embargo si estas experiencias persisten durante mucho tiempo en el proceso del duelo puede ser indicativo de un duelo más complicado o patológico.

Características de duelo normal:

Sentimientos: Tristeza, Enfado, Culpa y Autorreproche, Ansiedad, Soledad, Fatiga, Impotencia, Shock, Anhelo, Emancipación, Alivio, Insensibilidad.

Cogniciones: Incredulidad, Confusión, Preocupación, Sentido de presencia, Alucinaciones (auditivas y visuales pasajeras).

Conductas: Trastornos del sueño, Trastornos alimentarios, Falta de concentración, Aislamiento social, Soñar con el fallecido, Llanto, Atesorar objeto que pertenecían al fallecido...

Quién experimenta un duelo patológico o complicado puede vivir alguna patología asociada tras la pérdida como la depresión mayor. Sentirse deprimido después de una pérdida es algo normal, siempre que sea un fenómeno transitorio y adaptativo, pero cuando se permanece durante largo tiempo y va acompañado con otros elementos de depresión clínica, es necesario intervenir profesionalmente.

Ampliar información en www.ARpsicologia.com

sábado, 7 de abril de 2012

Asertividad



La asertividad se puede definir como una habilidad personal que permite a la persona expresar sus sentimientos, pensamientos, opiniones y deseos de una forma adecuada, defendiéndolos, pero sin negar ni violar los de los demás, es decir, sin necesidad de ser agresivo ni tampoco pasivo.

El hecho de ser asertivo hace que te controles a ti mismo, que te expreses franca y honestamente, sin sentimientos de ansiedad y culpabilidad y te facilita la integración y comunicación con el entorno.
                                                                
TIPOS:
1.- Comunicación Asertiva: 
Cuando la persona es capaz de expresar sus sentimientos, pensamientos y deseos y defender sus derechos sin violar los de los demás. Cuando seestá abierto a la negociación, al diálogo y al compromiso.

2.- Comunicación pasiva o Inhibida:
Cuando la persona no expresa directamente sus sentimientos, pensamientos y deseos. Cuando se intentan comunicar éstos indirectamente o se ocultan por completo. Se confía en que los demás adivinen lo que queremos o lo que sentimos. No se violan los derechos y/o sentimientos de los demás, pero se permite que los propios estén desatendidos.
3.- Comunicación agresiva:  
Cuando la persona expresa lo que siente, lo que quiere y lo que piensa a costa de los derechos y los sentimientos de los demás y tiende a humillar y a atacar cuando no puede salirse con la suya, fomentando la culpa y el resentimiento en los otros, no fomentando la negociación ni el diálogo.

Pongamos un ejemplo: Te sientas en un restaurante a cenar. Cuando el camarero te trae lo que has pedido, te das cuenta de que la copa está sucia, con marcas de pintura de labios de otra persona. Entonces podrías:
a) No decir nada y usar la copa sucia aunque a disgusto.



b) Armar un gran escándalo en el local y decir al camarero que nunca volverás a ir a ese establecimiento.
c) Llamar al camarero y pedirle que por favor te cambie la copa.

Este ejemplo ilustra los tres puntos principales del continuo de asertividad:



               Estilo pasivo              Estilo asertivo                Estilo agresivo
               x---------------------------------x------------------------------------x
Ni a) ni b) son conductas apropiadas en esa situación. Estas formas de comportarnos nos hace a veces ineficaces para la vida social, generándonos malestar. Sin embargo, como cualquier otra conducta, la asertividad se aprende, esta es una muy buena noticia.







Derechos Asertivos
  • El derecho a mantener tu dignidad y respeto comportándote de forma habilidosa o asertiva incluso si la otra persona se siente herida, mientras no violes los derechos humanos básicos de los demás.
  • El derecho de ser tratado con respeto y dignidad.
  • El derecho a rechazar peticiones sin tener que sentirte culpable o egoísta.
  • El derecho a experimentar y expresar tus propios sentimientos.
  • El derecho a detenerte y pensar antes de actuar.
  • El derecho a cambiar de opinión.
  • El derecho a pedir lo que quieres (teniendo en cuenta que la otra persona tiene el derecho a decir que no).
  • El derecho a hacer menos de lo que humanamente eres capaz de hacer.
  • El derecho a ser independiente.
  • El derecho a decir qué hacer con tu cuerpo, tiempo y propiedad.
  • El derecho a pedir información.
  • El derecho a cometer errores y ser responsable de ellos.
  • El derecho a sentirte a gusto contigo mismo.
  • El derecho a tener tus propias necesidades y que estas necesidades sean tan importantes como las necesidades de los demás. Además tenemos derecho a pedir (no exigir) a los demás que respondan a nuestras necesidades y de decidir si satisfacemos las necesidades de los demás.
  • El derecho a tener opiniones y expresarlas.
  • El derecho a decidir si satisfaces las expectativas de otras personas o si te comportas siguiendo tus intereses, siempre que no violes los derechos de los demás.
  • El derecho a hablar sobre el problema con la persona involucrada y aclararlo, en casos límite en que los derechos no están del todo claros.
  • El derecho a obtener aquello por lo que pagas.
  • El derecho a escoger no comportarte de manera asertiva o habilidosa
  • El derecho a tener derechos o defenderlos.
  • El derecho a ser escuchado y ser tomado en serio.
  • El derecho a estar solo cuando así lo escojas.
  • El derecho a hacer cualquier cosa mientras no violes los derechos de alguna persona.
ARpsicología


miércoles, 4 de abril de 2012

Disonancia Cognitiva


La Disonancia cognitiva fue formulada por Leon Festinger en 1953.
La Disonancia surge cuando nuestras acciones no son coherentes con nuestros cogniciones (pensamientos) lo que genera una incomodidad psicológica. Siempre que no exista una coherencia interna estaremos hablando de disonancia cognitiva o incongruencia.
 Las disonancias más frecuentes se deben sobre todo a dos causas: tener que tomar decisiones cuando existen varias alternativas, y existencia de discrepancia entre las creencias y las acciones o conductas.
La idea central de la disonancia cognitiva podría ser resumida del siguiente modo: cuando se dan a la vez cogniciones o conocimientos que no encajan entre sí por alguna causa (disonancia), automáticamente, la persona se esfuerza por lograr que éstas encajan entre sí por alguna causa.
La tendencia es sentirse motivado a eliminar la disonancia, bien cambiando las ideas, bien cambiando la conducta.
En propias palabras de Festinger:
“las personas no soportamos mantener al mismo tiempo dos pensamientos o creencias contradictorias, y automáticamente, justificamos dicha contradicción, aunque para ello sea necesario recurrir a argumentaciones absurdas”.

martes, 3 de abril de 2012

Ego vs. Autoestima Sana



Os presento a continuación este video del conocido escritor y conferenciante Eckhart Tolle, en el que nos habla de lo que él considera como el verdadero significado de la autoestima.



Eckhart Tolle : Ego vs Autoetima Sana

Una visión interesante para entender el verdadero significado de autoestima.

lunes, 2 de abril de 2012

Tolerar la Frustración


Es importante para nuestro equilibrio emocional aprender a tolerar la frustración, saber convivir con las situaciones difíciles, frustrantes, en ocasiones complicadas, que irremediablemente todos nosotros tendremos a lo largo de nuestra vida.  Pretender que las cosas “siempre salgan como queremos”, además de irreal, resulta peligroso.

Que las cosas no salgan como queramos puede llevarnos a experimentar diferentes emociones: tristeza, depresión, ira, rabia.... Esta frustración experimentada como vivencia, no es en si misma dañina, incluso nos puede ayudar a obtener una sensación de valor de sí mismo, a la vez que nos relaciona con las circunstancias de nuestro entorno
Llegados a este punto es necesario hacer una distinción entre situaciones insolubles y situaciones que podemos modificar.

-        Por una parte, a todos nosotros nos suceden situaciones en la vida donde apenas podemos tener control sobre ellas.  ¿Qué ocurre si nuestra pareja nos deja?, ¿Y si  nos viene una enfermedad incurable? Aquí estariamos hablando de aceptación de la realidad. Aquí es donde debemos ejercer tolerancia ante situaciones frustrantes, en las que no nos resulta posible hacer prácticamente nada, al menos de inmediato. Ante esto, debemos aprender a esperar que las cosas cambien y mientras tanto aprender a buscar alternativas de vida que nos hagan avanzar.

-        Por otro lado, podemos encontrarnos con circunstancias donde, ahora sí, podemos ejercer capacidad de control, donde cambiar las cosas es posible. Aquí es aconsejable  poner en práctica lo aprendido, afrontarlas como desafío, como retos y saborear la experiencia.

La no aceptación de la frustración, el pretender que todo sea como queremos que sea, nos conduce a sufrir muchos problemas de ansiedad. Nos impide aprender el descubrimiento de nuevos caminos. La búsqueda de alternativas en la vida debería ser una asignatura obligada para así, disfrutar de la vida en plenitud en lugar de quedar atascados por soluciones imposibles que nos llevan al sufrimiento y fracaso personal. Como diría un personaje muy conocido..

“Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo, depende en parte de ti…”.
ARPsicologia